“Re-jugamos” el juego Chalking Sumouse 🐭 de Wodibow

Hoy os enseñamos el Chalking Sumouse, un juego educativo para trabajar las matemáticas de la marca Wodibow.

Wodibow es una marca española que fabrica juguetes de madera con un diseño moderno y muy cuidado, son pequeñas obras de arte pensadas para que nuestros peques dejen volar su imaginación, desplieguen su creatividad y se diviertan aprendiendo.

En concreto, el Chalking Sumouse es un juego para trabajar conceptos matemáticos básicos como la suma y la resta. El juego se compone de 30 ratoncitos de 3 colores diferentes y 5 piezas de madera tipo puzle que funcionan como pizarra y que nos permiten montar un tablero en el que poder escribir con unas tizas que también vienen incluidas. La idea del juego es simple, usar los ratoncitos para realizar de forma manipulativa operaciones sencillas de hasta 3 cifras. Cada color de ratón representa un valor posicional: unidades, decenas y centenas. El tablero nos ofrece la posibilidad de ordenar visualmente los ratones y escribir las cifras que representan los diferentes valores así como los algoritmos de las operaciones. Es un material muy interesante para trabajar las operaciones básicas en niveles iniciales.

En el juego se incluye una pequeña guía de utilización en la que se explica el material y las propuestas para usarlo.

Cómo ya sabéis a nosotros nos gusta sacarle jugo a este tipo de juegos así que a continuación os dejo propuestas para empezar a trabajar con él a partir de los 2 años y hasta aproximadamente los 9.

Primeras etapas.

Clasificar colores. Puede parecer básico pero sobre los dos años todo lo relacionado con clasificar les llama mucho la atención. Vamos a aprovechar los diferentes colores de los ratones para jugar con los más pequeños a discriminar y clasificar según esta variable.

Seguir trazos. Podemos dibujar en el tablero trazos que los peques tendrán que seguir colocando los ratoncitos del color correspondiente.

Otra propuesta para trabajar aspectos de preescritura de este estilo sería dibujar un trazo y tener que seguirlo con el ratoncito colocándole un trocito de tela o papel debajo para que vaya borrando la tiza a medida que pasa por encima.

Primeros conceptos matemáticos

Asociación número-cantidad. Aprovecharemos cada pieza del tablero para escribir con las tizas un número. Los peques tendrán que poner en cada pieza la cantidad de ratones indicada.

Ordenar números. Podemos escribir en cada pieza del tablero un número y pedir al niño que monte el puzle ordenándolos según nuestras indicaciones. También se podría hacer poniendo ratoncitos en lugar de escribiendo la cifra.

Más adelante

Descomposición de número en unidades, decenas y centenas. Para entender nuestro sistema numérico decimal, los peques deben entender que las cifras tiene un valor posicional, es decir, su valor numérico dependerá de la posición en la que se encuentran dentro de la cifra. Una vez hemos hecho un trabajo previo con algún otro material manipulativos podemos utilizar nuestros ratoncitos para analizar y formar cifras.

Trabajo manipulativo de la multiplicación. Antes de que los peques se inicien en el algoritmo de la multiplicación es importante que interioricen el concepto matemático. Para ello es importante utilizar elementos manipulativos que les permitan entender lo que están calculando.

Inicio a la división: repartos. Al igual que con la multiplicacion antes de empezar a trabajar con los peques el concepto de división es importante familiarizarlos con anterioridad con el concepto de repartir. Le daremos al niño una cantidad concreta de ratones que tendrá que repartir en partes iguales según el número de piezas del tablero que le demos. Posteriormente se puede mantener una conversación con el niño que le permitan ir interiorizando la lógica de la división “vale osea que si repartimos 6 ratones en 3 grupos, cada grupo tiene 2 ratones”

En conclusión

Es un juego genial para trabajar las sumas y restas como se propone pero además es un material estupendo que podemos adaptar para trabajar a distintos niveles.

Estas son solo algunas propuestas pero los ratoncitos como contadores y las piezas de puzle pizarra nos ofrecen un montón de posibilidades para sacarle el máximo provecho.