Ideas para el calendario de adviento

El calendario de adviento es una oportunidad interesante para alargar la ilusión de las fechas navideñas y a la vez de gestionar la espera. Poder controlar el paso del tiempo en estos días tan especiales creo que es muy importante para los peques (a partir de los 3 añitos o así) ya que les ayudará a anticipar y a organizar mentalmente unas fechas llenas de cambios en sus rutinas y con mucha carga emocional.

La opción más tradicional es la del calendario con sorpresas dulces, personalmente no soy muy partidaria de él porque fomenta la idea de relacionar momentos especiales y de celebración  con el azúcar, y es algo que no me acaba de convencer (aún así tendremos alguna chocolatina de manera puntual porque en casa las chuches de momento siguen controladas pero el chocolate es algo que si tomamos todos de vez en cuando y al peque le vuelve loco).

Nuestro calendario de los últimos años ha venido cargado de planes para hacer en familia típicos de estas fechas: visitar un mercado navideño, ver las luces, visitar la feria de navidad, ir a ver algún espectáculo, visitar un pesebre viviente… Este año por motivos evidentes hemos eliminado estos planes (aunque alguno haremos si la situación lo permite).

El otro día os pedía ayuda para hacer un recopilatorio de propuestas para el calendario de adviento y aquí os dejo unas cuantas a ver si os sirven de ayuda para pasar unos días geniales.

  • Sesión de cine en familia (peli navideña)
  • Hacer dibujos navideños con huellas
  • Cocinar galletas de navidad (arbolitos Lacasitos)
  • Sesión de fotos casera
  • Montamos un belén con cosas que tenemos por casa.
  • Montamos y decoramos el árbol
  • Hacemos una guirnalda de luces de papel
  • Bola para el árbol personalizada (con las bolas transparentes que venden en bazares)
  • Gingerman de plastilina
  • Luces con gomets
  • Hacemos una corona para la puerta de casa
  • Preparamos postales para la familia
  • Hacemos la carta a los reyes (cortando y pegando imágenes)
  • Casita de jengibre de cartón
  • Buscamos juguetes para donar
  • Hacemos un muñeco con nieve de bicarbonato
  • Leemos un cuento de navidad
  • Montamos una chimenea de cartón
  • Minimundo navideño
  • Manualidades variadas (nosotros tenemos algún pack que ya viene preparado de Tedi que aprovecharemos y os daremos otras ideas)
  • Farolillo de navidad
  • Buscamos el Tío por casa (juego de pistas)
  • Preparamos el menú navideño
  • Hacemos un centro navideño para la mesa
  • Decorar la casa con villancicos de fondo
  • Cocinamos un árbol de hojaldre y crema de cacao y avellanas
  • Adornos de masa de sal
  • Viajamos desde casa para conocer cómo se celebra la Navidad en otras partes del mundo
  • Pensamos la manera de recaudar dinero para donar a alguna asociación benefica (podemos crear cosas y venderlas a familiares y amigos, prepararles un espectáculo y cobrar un entrada simbólica, venderles galletitas…)
  • Grabamos un video cantando villancicos y lo enviamos a familiares y amigos.

Hay muchas opciones para preparar un calendario de adviento casero reutilizando materiales, pero si aún no lo tienes y quieres algo rápido te dejo algunas opciones de envío rápido 😉 (los enlaces son afiliados)

Otras versiones de calendario de adviento que nos han encantado.

A parte de nuestras ideas y de las vuestras para el calendario también nos habéis dado un par de opciones diferentes que nos han encantado.

La primera es la de hacer un calendario de adviento de cuentos. En el que cada día se descubrirá un cuento diferente para leer con los peques, en el perfil de Instagram de @laura_lij podéis ver más detalles.

Y otra idea muy chula que nos dio @luwaca es la de poner cada día una pieza de un puzle e ir completándolo poco a poca hasta el día de Navidad. El suyo además ha sido personalizado (los venden blancos en sitios como Tiger) Bonita idea ¿verdad? Más tarde he pensado que hay tiendas de fotos que hacen puzles de 24 piezas de personalizados, sería chulo formar un puzle de una foto familiar navideña o algo así.

¿Se os ocurren más ideas? Durante el mes de diciembre iremos compartiendo con vosotras a través de Instagram manualidades y propuestas navideñas y también tenemos algún que otro imprimible en el horno.

Ho Ho Ho.. ¡feliz espera!

La vuelta al cole con Giotto

Cómo ya sabéis desde hace meses somos embajadores de la gama Giotto Be-bé de Giotto. Los productos de esta gama están pensados para los más pequeños de la casa y destacan por ser seguros, fáciles de limpiar y adaptados a sus manitas.

Con motivo de la vuelta al cole nos hicieron llegar su mochila color pack, que además de una mochila con varios compartimentos, cierre con velcros, sin partes removibles y con asas acolchadas, diseñada pensando en los más pequeños y con sus colores característicos contiene un pack de 10 rotuladores súper lavables, un pack de ceras especiales para las manitas de nuestros peques y súper resistentes, un sacapuntas y un libro para colorear. Completo ¿verdad? Perfecto para comenzar este curso tan atípico.

Como sabemos que este año la vuelta al cole puede estar siendo más complicada de lo habitual os dejamos algunas ideas de recursos sencillos de preparar para acompañar y ayudar a nuestros peques con esta vuelta a la rutina.

Horario a todo color

Es importante que los peques tengan un horario escolar a la vista. Esto les ayuda a anticipar lo que les depara el día, a recordar si había alguna cosa especial y, a los más mayores a preparar lo que tienen que llevar a clase.

Si pintamos de diferentes colores las diferentes áreas les ayudamos a que todo sea mucho más visual. Yo relaciono cada área escolar con un color determinado ¿Os pasa igual?

Os dejo aquí los modelos de los horarios en castellano y catalán por si aún no tenéis el vuestro preparado.

Panel de rutinas

El libro para colorear que viene en este pack de Giotto nos inspiró para hacer un pequeño panel de rutinas matutinas, es un referente claro que ayuda a los peques a organizarse y a poder anticipar lo que tienen que hacer antes de ir al cole.

Salir de casa tranquilamente, sin prisas y sabiendo que hemos hecho todo lo que tocaba nos ayuda a empezar el día con buen pie, a evitar frustraciones y a que todo sea más fluido.

Podéis hacer el vuestro propio buscando imágenes para colorear o haciendo unas fotos de las diferentes rutinas.

Calendario semanal

Para los peques el concepto de semana es muy abstracto (como todos los conceptos temporales en general). Ir al cole de lunes a viernes y quedarse en casa el fin de semana y los días festivos es algo que les puede tener un poco descolocados.

Este sencillo calendario semanal les permite visualizar la semana, ir entendiendo de forma visual el paso del tiempo y poder anticipar si habrá cole o no en los días próximos.

Tan fácil como pintar unas pinzas con rotuladores y pegarlas en un trocito de cartón. En la parte superior de la pinza iremos colgando la carita para marcar el día (la hemos enganchado a una goma pequeña) la parte de abajo nos servirá para colocar papeles con las actividades de la semana o fechas especiales.


Como véis la rutina y algunos recursos sencillos pueden ayudar a los peques a tener un inicio de curso más tranquilo y llevadero aún con todos los cambios que ha traído esta nueva normalidad a las aulas. Recordad que saber qué les espera les da cierta seguridad, y la seguridad da tranquilidad.

Material imprimible piratas

Os he hecho esperar un poquito más de lo que tenía pensado pero ya tenéis aquí para que podáis descargar el material de los piratas. Os lo enseño y explico un poco (tenéis el enlace de descarga al final del post).

¿Qué contiene este material?

Lo primero que encontramos es una hoja de búsqueda acompañada de 24 tarjetas. Los peques tendrán que buscar los objetos grandes, pequeños, contar cuántos de cada uno, buscar por color o fijarse en el detalle. Esta parte del material está pensada para trabajar la atención y la observación además de los conceptos que he comentado. Se puede jugar señalando simplemente o rodeando los elementos, en cualquier caso recomiendo plastificar el material (o usar una funda como las que usamos nosotros).

Además he incluido otros materiales para trabajar conceptos matemáticos con esta temática, encontraréis: un gráfico de barras, tarjetas de conteo estilo abn, cofres para trabajar la correspondencia cantidad-grafía y una propuesta para trabajar la descomposición del 10.

Hoy no me ha dado tiempo a hacer fotos de todo pero no quería dejaros más días con las ganas de tenerlo así que os lo dejo aquí y cuando pueda actualizaré la entrada.

Pero esto no es todo y es que estoy preparando una sorpresita con este material así que si no te corre prisa, no lo imprimas aún 😉 quizá si tienes suerte te ahorras el trabajo.

Si te gusta y quieres compartirlo no dudes en hacerlo, aunque te agradecería que en lugar de pasar el material compartas el enlace al blog para que lo puedan descargarlo de aquí.

Y por supuesto, si lo usais estaremos encantados de que nos lo enseñéis por Instagram 🙂 no olvideis etiquetarnos.

Infanity30

La mayoría de las que habéis llegado hasta aquí ya sabréis de qué va esto de los Infanity30 pero por si acaso, os lo explico brevemente antes de empezar. Hace un tiempo nuestros amigos de la tienda de material educativo Infanity nos invitaron a participar, junto con otras cuentas, en su elección de mejores novedades de material educativo de este 2020. Obviamente no nos podíamos negar, nos encanta este tipo de material y nos pareció una propuesta muy interesante.

¿Cómo funciona?

Cada una de las 12 cuentas que participamos en este evento hemos recibido 5 materiales de forma aleatoria, de manera que el contenido de nuestro paquete fue sorpresa hasta el momento de abrirlo. Después de ver, probar y analizar los materiales hemos tenido que valorar cada uno de ellos teniendo en cuenta algunos aspectos concretos y ordenarlos según nuestra valoración. Ha sido, bueno está siendo, porque de momento aún estamos en la primera fase, una experiencia muy interesante pero os confieso que es bastante complicado valorar los materiales porque, aunque todos son muy interesantes y educativos, son bastante diferentes los unos de los otros.

Ya no me enrollo más con las explicaciones y vamos al lío, os enseño y explico un poco cuáles son los juegos que hemos estado probando y valorando estas semanas.

  1. Criaturas codificadoras: mascotas de Learning Resources.

Se trata de un juguete STEM de iniciación a la programación para los más pequeños (a partir de 4 años). En el juego nos encontramos con Ranger, un simpático perrito programable, junto con su compañero de juegos Zip, unas huellas de direcciones y algunos divertidos complementos que nos ayudarán a ambientar los retos que se nos van planteando en el librito que viene en el juego (una lástima que venga en inglés, aunque es bastante sencillo).

Toda la codificación se hace a través de los botones de la espalda de Ranger sin necesidad de pantallas y es bastante intuitiva. Para el peque es aún un poquito complejo pero creo que es perfecto para la edad recomendada (e incluso para ir experimentando con ello un poco antes, como es nuestro caso sin seguir instrucciones precisas)

Como ya sabéis no soy muy partidaria de los juguetes eléctricos en las primeras edades ya que normalmente cobran un protagonismo innecesario y dejan a los peques en segundo plano en un papel de observadores.  En este caso esto no ocurre porque son los niños los que deben programar los movimientos del perrito siendo así los protagonistas del juego. Además este tipo de material es muy interesantes para trabajar de manera globalizada y contextualizando conceptos matemáticos de lógica, orientación espacial y resolución de problemas. 

El material también ofrece la posibilidad de usar un modo de juego en el que el perrito se convierte en una mascota interactiva, esta opción es una prestación más y es divertida aunque para mí gusto no suma mucho. Por otra parte al peque le ha encantado jugar con los perritos y los complementos y es que la verdad que todo es muy vistoso e invita al juego incluso sin necesidad de encender a Ranger. 

Sin duda nos parece un material muy llamativo para los peques y muy interesante a nivel pedagógico.

2. El árbol de las letras de Educa

Si os soy sincera tuvimos un empate técnico en la parte alta de nuestra clasificación, pero los números por muy poquito hicieron que este juego quedara en segunda posición. A mi personalmente me ha gustado muchísimo y si en vez de haber hecho la valoración de los diferentes aspectos por separado hubiera tenido que elegir uno de los materiales sin más, este hubiera sido mi ganador, no dudaría en tenerlo en casa o en el aula.

El árbol de las letras es un juego de lectoescritura recomendado para peques a partir de 5 años. Edad que me parece correcta para la dinámica de juego que se propone pero nosotros lo hemos usado adaptándolo y nos ha funcionado bastante bien (ya sabéis que el peque tiene 3).

El juego se compone de un árbol de cartón en 3D, unas manzanitas con letras y tarjetas con palabras. Cuando abres la caja te encuentras que es un juego un poco diy porque viene todo para montar (doblar y pegar las piezas del árbol, poner velcros en el árbol y en las manzanitas…) viene todo el material necesario y es hasta entretenido (una vez lo tienes ya no hay que volver a hacerlo). El árbol se divide en 4 cuadrantes y en cada uno de ellos podemos poner 10 letras pegadas con velcro.

La dinámica que se presenta es a modo de juego, cada jugador tiene una tarjeta con una palabra y tiene que coger todas las letras de su cuadrante que le sirvan para componerla. Cuando todos han acabado se rellenan los huecos que hayan quedado con letras al azar y se gira el árbol para volver a hacer lo mismo en otro cuadrante. Cuando un jugador logra completar toda su palabra coge otra tarjeta y sigue el juego. Gana el primero que complete 3 palabras. Como véis la propuesta principal es lúdica y creo que puede ser interesante y motivadora para los peques, diferente a otros materiales de esta temática.

Nosotros hemos simplificado y he hecho una pequeña adaptación de la otra versión de juego que nos da el material. En cada cuadrante he puesto todas las letras de una palabra y el peque las iba buscando para formarla.

La verdad es que es un juego que me ha sorprendido gratamente y al que le veo muchas posibilidades.

3. Hungry Monster de Goula.

Cuando vi este juego en la caja me alegré mucho porque lo había mirado en más de una ocasión para cogérselo al peque.

Es un juego de mesa ideal para primeras edades (es a partir de 3 años pero con peques que tengan algo de habilidad en el uso de pinzas se podría usar incluso algo antes). El diseño es muy divertido y original y todo el material es muy bonito y de buena calidad. 

El juego se compone de un divertido monstruo que se monta usando la misma caja del juego, 4 bases de pizza de cartón, una ruleta, unas pinzas de madera y 24 ingredientes de madera o fieltro (4 de cada tipo).

La dinámica es sencilla, el primer jugador gira la ruleta, si esta cae en la imagen de la pizza podrá coger uno de los ingredientes con las pinzas y llevarla a su masa, si por el camino le cae tendrá que devolverla al montón. Si al girar la ruleta esta cae en el monstruo tendrá que elegir un ingrediente y dárselo. El objetivo es conseguir 4 ingredientes diferentes en tu pizza.

Son partidas rápidas y amenas, geniales para estas edades en la que el tiempo de atención aún es limitado. Nos ha parecido genial para introducir a los peques en la dinámica de los juegos de mesa (esperar el turno, seguir un orden, respetar unas normas,…). Además es un juego ideal para trabajar la motricidad fina, la coordinación y la lógica.

Sin duda un gran acierto de Goula que os recomendamos si estáis buscando juegos de mesa para estas edades.

4. La balanza energética: alimentación y actividad física de Akros.

Este material me llamó mucho la atención cuando lo vi porque no conocía ningún material similar. Creo que pedagógicamente es muy potente y seguro que este año lo aprovecho en clase (este dato creo que no lo tenéis pero yo soy maestra de educación física vaya que esto es lo mío).

El material se compone de una balanza de madera, 36 fichas de alimentos, 12 fichas con diferentes actividades físicas y 40 fichas de madera (20 verdes y 20 naranjas). Cada ficha de alimento tiene en el reverso las calorías por ración que contiene expresado en puntos naranjas y cada ficha de actividad física tiene las calorías que gastamos en el tiempo de una sesión (lo marca en minutos)

En mi opinión es un material que permite que los peques puedan entender de forma muy clara y visual conceptos complejos de nutrición y entender la importancia del equilibrio entre alimentación y actividad física. Además, a parte del aporte calórico, también viene indicado cuando un alimento tiene un alto contenido en sal, azúcares o grasas poco saludables. Esto me ha parecido muy importante porque permite reflexionar sobre la calidad de los alimentos y ver que no solo hay que fijarse en su aporte energético si no también en otros aspectos que nos ayudan a decidir si algo es saludable o no lo es.

El juego dispone de una guía didáctica que se puede descargar de la web de la marca aunque no os puedo hablar de ella porque yo no he sido capaz de hacerlo. Aun así y sin consultar la guía creo que es un material que nos serviría para plantear y trabajar muchas actividades: comparar alimentos entre ellos según su aporte calórico, clasificar qué alimentos son más o menos saludables, visualizar qué quiere decir el aporte calórico de un alimento (si a mi me dicen que una ración de patatas fritas tiene 275 calorías me puede parecer mucho o no,  es difícil de entender, pero si me dicen que para quemar esas calorias tendria caminar 45 minutos por la naturaleza y jugar otros 45 minutos a baloncesto la cosa ya se intuye mejor), reflexionar sobre que la cantidad de alimentos que debemos ingerir está relacionado directamente con cuál es nuestra actividad física por tanto además de controlar nuestra alimentación es importante movernos para mantenernos en equilibrio…

Desde luego me parece un material genial para tener en clase ya que es uno de los que mayor valor pedagógico tiene de los que hemos probado pero le falta ese puntito lúdico que encontramos en otros materiales.

5. Sorting Clothes Hanger de Miniland

Y para acabar este juego de clasificación de prendas de vestir de Miniland. En el juego encontramos un soporte de plástico de gran tamaño que hace de perchero clasificador, 48 prendas de vestir (12 de cada color) 4 tarjetas de los colores del juego y 4 tarjetas con diferentes fenómenos atmosféricos. Es un juego recomendado de 3 a 6 años aunque yo diría más bien de 2 a 4 o así, es bastante sencillo.

Sin duda una de las cosas que primero me llamaron la atención fue el tamaño del material, ideal y muy práctico para que puedan jugar a la vez varios niños. El juego está pensado para clasificar las prendas por colores o según los fenómenos atmosféricos. Trae una guía donde da alguna idea de propuesta y también podemos descargar desde la web unos dados que nos permiten hacer una versión del juego cooperativa en la que los peques tienen que tirar los dados (uno numérico y uno de color) y colocar tantas prendas como les indiquen para intentar entre todos completar el perchero, a mi es la propuesta que más interesante me ha parecido.

Es un juego que está bien para que los más peques practiquen la discriminación y clasificación de colores y la motricidad fina y con los que son un poco más mayores los fenómenos atmosféricos (Pau no tiene demasiadas dificultades para saber qué prenda va con cada uno). En este caso, por ejemplo, estaba eligiendo las prendas de color verde que se pondría cuando llueve.


Como veis no ha sido fácil valorar los juegos ya que todos y cada uno de ellos tiene cosas geniales que nos han gustado ¿Cuál sería vuestra valoración? ¿Qué material pondriais en primer posición?

Podeis encontrarlos todos en Infanity

Materiales Montessori para los más pequeños.

Hoy os traigo una entrada que tenía muchas ganas de escribir. Os enseño y explico cositas sobre algunos materiales Montessori para los más peques. Estos que os enseñamos en concreto son de la tienda Mumuchu , tienen bastante variedad y a un precio muy interesante.

Caja de permanencia con bandeja, puzle de 3 formas y ensarte horizontal

Hace unas semanas nos dimos cuenta de que nos habíamos quedado un poco atrás con los juguetes de la peque, con Pau era fácil de gestionar porque dividamos los juguetes en dos momentos del año, su cumple que cae en verano, y Navidad. De esta manera en cada uno de esos momentos cogíamos o pedíamos los juguetes pensando en los siguientes 6 meses, nos funcionaba muy bien. Con ella la cosa ha sido distinta porque al cumplir años en octubre el año nos queda descompensado así que habíamos llegado a estos últimos meses antes del añito con algunas carencias.

Él se entretuvo de los 6 a los 12 meses prácticamente solo con el cesto de tesoros (cierto es que iba a la escuela infantil así que pasó menos tiempo en casa y disfrutó de los materiales de allí también). En casa teníamos muchas menos cosas y el ambiente era más relajado. Ahora ella se encuentra ante un montón de juegos de más mayores que le llaman mucho la atención pero sentíamos que se estaba saltando cosas y que necesitaba otro tipo de juego también.

Hablando con una mami por instagram que tiene peques de las mismas edades más o menos, me comentó que ellos hacían ratitos de exclusividad y que les funcionaba, así que decidimos instalar una pequeña zona en la habitación con algunos juguetes interesantes para la peque para intentar fomentar otro tipo de juego y ambiente. A veces no nos lo planteamos pero el espacio y los materiales de los hermanos mayores pueden sobreestimular a los más pequeños, a veces necesitan su propio espacio y tiempo.

Tuvimos claro que queríamos introducir algunos materiales Montessori en este mini ambiente, junto con algunas cositas que ya teníamos. Los materiales Montessori no son juguetes, son materiales educativos y conviene saber usarlos antes de introducirlos en casa. Aún así, los destinados a los más pequeños, aunque como os explicaré a continuación también están muy estudiados y siguen un orden de introducción muy concreto, son bastante universales ¿Por qué? Porque al fin y al cabo trabajan habilidades propias de esta edad y que son familiares a casi todo el mundo: insertar piezas, ensartes, puzles de encaje… Son materiales que dentro de su especificidad se asemejan a los juguetes que nos vienen a la cabeza cuando pensamos en peques de estas edades.  Con la ventaja de que son, en estética y trabajo de las habilidades, mucho más sencillos y concretos.

Caja de permanencia

Esto estaba en nuestra primera posición de la lista. Con Pau nunca tuvimos una como tal (hicimos una casera pero creo que no merece mucho la pena).

Mucha gente no lo sabe pero los bebés sobre los 9 o 10 meses pasan por lo que se conoce como crisis de separación. Para ellos lo que no ven simplemente desaparece, por lo que perder de vista a sus figuras de apego puede ser un verdadero drama, normal ¿No? Imaginate, piensan que esa persona ha desaparecido, por un momento deja de existir para ellos.

Las cajas de permanencia les permiten trabajar precisamente eso, en concepto de permanencia de los objetos. Les ayudan a entender que aunque dejen de ver algo no significa que ese algo haya dejado de existir y que sigue ahí aunque ellos no puedan verlo. 

A parte de este concepto son materiales que les ayudan a mejorar el agarre, la coordinación oculo-manual, la relación causa-efecto y la lógica.

Hay diferentes tipos de cajas de permanencia. La que tiene la peque es la más sencilla de todas ya que el objeto a introducir es una esfera (la forma más sencilla de insertar) y gracias a una pequeña rampa cae sola a la bandeja. Así a grandes rasgos después se introducirán las de puerta con las otras formas en este orden (cilindro, cubo, prisma) para pasar más tarde a las de cajón, más difíciles de gestionar.

En esta metodología se aíslan las dificultades, por eso a diferencia de juguetes de este tipo que solemos encontrar con un montón de formas diferentes juntas aquí se hace poco a poco y de una en una (cuando tienen dominados todos los encajes por separado se puede presentar la que lleva varias formas juntas).

Puzles

Los puzles Montessori que os enseño son de encaje. Al igual que con las cajas de permanencia también tienen una gradación muy estudiada. Ideales a partir del añito.

Nosotros tenemos el de tres formas pero no sería el primero que se introduciría (en casa no seguimos la metodología así que cogimos este porque personalmente es el que más interesante me parece). Obviamente la peque aún no es capaz de hacerlo, pero le encanta sacar las piezas y gracias al gran tamaño que tienen las piezas y a los botones de agarre le es sencillo de manipular.

La gradación por complejidad propuesta sería: primero los puzles individuales en este orden: círculo, cuadrado, triángulo. Después el puzle de 3 círculos en diferentes tamaño y por último los de varias formas diferentes.

Son materiales interesantes que ayudan a trabajar el movimiento de pinza, la discriminación de formas, tamaños y colores, la coordinación oculo-manual y la lógica entre otros aspectos.

Ensartes 

Los ensartes son los últimos materiales de los que os hablaré hoy. De una forma u otra es algo que casi todos los peques tienen en algún momento en casa.

Los más conocidos son los verticales, aunque antes de estos, es interesante introducir los de recorrido para que los peques vayan practicando el movimiento. Seguidos de los verticales (primero de anillas y luego de piezas) y por último el horizontal ya que supone un movimiento de mayor complejidad. En la foto la peque está sacando las piezas del horizontal, de momento solo las saca y las gira, aún le queda para poder insertar las piezas.

Cómo con los anteriores materiales con ellos se trabaja la motricidad fina, y la coordinación oculo-manual.


Cómo véis son materiales de madera, sencillos y con colores básicos. A mí me dan sensación de paz ¿Y a vosotras? Llevamos ya un par de semanas con ellos en casa y parece que a la peque le gustan, obviamente es un bebé y su tiempo de juego con cualquier cosa es cortito pero ya veremos con el tiempo si nuestro nuevo espacio acaba de funcionar.


Este post contiene enlaces afiliados. A ti no te suponen un gasto extra en ningún caso pero a nosotros sí un pequeño beneficio si decides usarlos. Así que si te ha interesado lo que te he explicado y decides hacerte con algún material gracias a este post sería genial que fueras a través de ellos.

Vuestras recomendaciones de libros infantiles

Hoy se celebra el día del libro (al menos aquí en Catalunya) ya que no se pudo celebrar en su día, el 23 de abril por el covid.

En abril os pedí por stories de Ig que me reconendarais vuestros libros infantiles y la verdad es que os animásteis much@s, de hecho fueron tantos los libros que me dijisteis que me quedé a medias y no llegué a terminar este post.

Aún está sin terminar porque quería haber puesto al menos una frase de cada libro pero ¡Aquí lo tenéis! Lo reeditaré cuando tenga tiempo. Pero antes os dejo nuestro top de estas últimas semanas, la verdad es que el peque ha empezado a preferir los álbumes ilustrados, con una historia un poco larga, aunque el Osset Siset (Osito Tito) sigue estando en buen lugar.

1. ¡Qué vienen los piratas! de Edelvives

Ha sido de los últimos libros en llegar a casa y desde luego ha sido un super descubrimiento. Estaba en la libreria así como esperándonos y con el interés que tiene el peque por los piratas lo cogimos sin mirar mucho más. ¡Qué elección tan genial hicimos! Nos encanta la historia, la manera en la que está escrito, las ilustraciones… y nos encanta el final del libro. Lo leemos prácticamente cada día. 

Con un aire que nos recuerda en su esencia a la clásica historia de Pedro y el lobo pero con un final genial. Su estructura repetitiva y sencilla atrapa a los peques y les ayuda a seguir la historia y los detalles de las ilustraciones son para tirarse rato mirándolas, con unos guiños que nos han gustado mucho. Sin duda super recomendable.

2. Mama Bruce y La mudanza de Bruce

Tenemos el libro de Mama Bruce desde hace tiempo, a mi me parece un libro espectacular, divertido, original y con unas ilustraciones muy chulas. Es verdad que tiene puntos que creo que el peque no pilla aún pero desde luego os sacará más de una sonrisa la leerlo.

Un oso gruñón que de repente se convierte en madre de 4 oquitas, creo que con este mini argumento os podéis hacer idea de lo delirante de la historia. 

Hace unas semanas nos llegó, La mudanza de Bruce que es el tercer título de la saga (hay otro en medio, Hotel Bruce) La esencia es la misma, una historia divertida y original con nuestro oso gruñón como protagonista y lidiando con su nueva y ampliada familia. 

Y hasta aquí nuestras recomendaciones, ahora llegan las vuestras:

  • De mayor quiero ser… Feliz: 6 cuentos sobre las emociones y como aprender a gestionarlas.
  • ¿A qué sabe la luna? : Los animales de la selva nos demostrarán que las cosas compartidas siempre saben mejor.
  • ¿De qué color es un beso?: repasaremos los colores junto a Minimoni para descubrir de qué color son los besos.
  • El monstruo de colores: un clásico sobre las emociones.
  • El pez arcoiris: un libro que nos enseña la importancia de saber compartir
  • El patufet: un cuento clásico que siempre gusta.
  • Totalmente Adrián: un libro precioso sobre la importancia de aceptarnos y valorarnos tal y como somos.
  • Mi primer libro de ciencias: el cuerpo: un libro con solapas y piezas móviles para descubrir el cuerpo humano.
  • El monstruo rosa: un libro sobre el valor de la diferencia que nos enseña que la diversidad es enriquecedora.
  • Pájaro amarillo: de la misma colección de monstruo rosa nos habla sobre la importancia de compartir y cuidar el planeta.
  • La pequeña oruga glotona: otro clásico en el que acompañamos a la oruga glotona hasta su metamorfosis en mariposa.
  • Salvaje: un libro sobre una niña que se enfrenta a la vida en la civilización después de criarse en libertad.
  • Abrazos para ti: ¿Cuándo es el momento ideal para un abrazo? ¡Siempre! Y así nos lo explica este libro.
  • Telma y el unicornio: un libro sobre la importancia de quererte tal y como eres…
  • Rescate animal: es un libro visual, sin texto, en el que mediante transparencias los peques pueden devolver a los animales a su medio natural. Ideal para hacerlos reflexionar sobre la necesidad de respetar y proteger los animales. 
  • La calle mayor: es un libro acordeón con solapas, que se convierte en un maravilloso escenario que nos permitirá visitar y conocer las diferentes tiendas y personajes de la Calle Mayor.
  • Topito terremoto: un libro de Anna Llenas que nos habla sobre la hiperactividad desde un punto de vista cariñoso y respetuoso.
  • La colección de la cuna a la luna (Ed. Kalandraka): Cuentos cantados para los más peques de la casa.
  • Por cuatro esquinitas de nada: un maravilloso libro que nos habla sobre la importancia de respetar y valorar la diversidad.
  • Vamos a cazar un oso: es un cuento adaptado de una canción inglesa que narra la historia de una familia que decide salir a cazar un oso. Un cuento ideal para ser recitado.
  • Un bicho extraño: es un original libro que se lee en las dos direcciones y que no tiene fin. A lo largo de las páginas vamos descubriendo, poco a poco al bicho extraño. Un libro sencillo y divertido.
  • Colores de Herve Tullet: una de las obras maestras del autor, es un libro que invita a interactuar con él, sencillo y sublime.
  • El pollo Pepe: es un clásico para los más pequeños, 0-3. Un libro con pop-ups con una historia sencilla pero que suele encantar a los peques por su formato.
  • Grúfalo: un divertido libro que nos muestra el valor del ingenio.
  • La rabieta de Julieta: como el título indica un libro que nos habla de las rabietas.
  • El emocionómetro del inspector Drilo: un divertido libro sobre las emociones.
  • El gran libro de los superpoderes: un maravilloso libro para que los niños valoren sus superpoderes.
  • La gran fábrica de palabras
  • Voy a comerte
  • Un tigre amb tutú
  • Otto el cartero
  • Mi madre es una bruja
  • Corre corre cabaciña
  • ¡Qué susto!
  • Siempre te querré pequeñín
  • La ovejita que vino a cenar
  • Puff el Drac Magic
  • Mi abuela no se acuerda de mi nombre
  • El principito
  • El mundo de las hadas
  • Froggy gets dressed
  • The mixed-up chameleon
  • Simon vegetables garden

Juegos para trabajar la orientación espacial

“Los niños no juegan para aprender pero aprenden porque juegan”

Hay muchas maneras de aprender las cosas pero sin duda hacerlo mediante el juego es siempre la mejor opción. Hoy, gracias a la colaboración de Infanity, os enseñamos 3 juegos de la marca Goula con los que los peques, además de pasarlo bien, trabajarán conceptos de orientación espacial.

¿Qué es la orientación espacial?

Es la habilidad que nos permite situarnos a nosotros mismos en el espacio y situar objetos en relación a nuestra posición.

La orientación espacial es una habilidad muy importante a la que no siempre se le da la importancia que requiere. Problemas de orientación espacial pueden causar dificultades para la lectoescritura, la numeración y el cálculo. Además de problemas de organización espacial que pueden influir en otros aprendizajes.

Logic farm

El juego contienen un tablero de cartón duro, 9 piezas de madera y 30 tarjetas con desafíos de dificultad graduada.

La dinámica es sencilla, hay que colocar las piezas de paisaje como indica la tarjeta con la que juguemos. Después deberemos colocar las piezas restantes teniendo en cuenta siempre las indicaciones del tablero. De esta manera el pato siempre tendrá que quedar delante de los patitos, el perro mirando la pelota y la casa con la puerta en un camino.

Cómo veis en este juego, además de trabajar la orientación espacial los peques trabajan la lógica. En las instrucciones además se nos da la posibilidad de jugar varios jugadores, haciéndolo por turnos y quedándose la tarjeta si completan correctamente el reto.

En el primer nivel, al colocar las piezas de paisaje, tan solo quedan 3 espacios posibles para colocar las piezas con indicaciones concretas (perro, pato y casa). En el segundo nivel quedan 4 piezas por colocar y en el último 5, y además hay que hacer razonamientos inversos y cuadrar piezas contiguas, aumentando así la dificultad del juego.

Para mi es el juego más sencillito de los 3 que os enseño hoy pero es ideal como primera aproximación a este tipo de materiales. El peque acaba de cumplir 3 años y hace los dos primeros niveles sin demasiada dificultad, el último nivel si es más complejo y aún le cuesta hacerlo solo. Creo que este juego es ideal para peques de 3 (quizá un pelín antes) y 4 años, pero quizá demasiado sencillo para mucho más allá. Os dejo un ejemplo de como son los últimos retos para que valoreis, ya sabéis que lo de las edades no deja de ser algo bastante relativo. 

Para los más pequeños, el simple hecho de colocar las piezas según la tarjeta puede ser una propuesta en sí misma. Han de tener en cuenta la posición en la cuadrícula y la orientación de las figuras (muy importante por ejemplo a la hora de colocar el camino).

Cada tarjeta lleva en el reverso la solución al reto, por lo que ellos mismos pueden comprobar si lo han hecho de manera correcta.

Memo Friends

Este juego consta de 8 figuras de madera, 2 troncos de cartón duro, un separador de cartón y 20 tarjetas de desafíos ordenadas numéricamente según su dificultad.

La dinámica original del juego consiste en memorizar la imagen de la tarjeta y reproducirla con las figuras antes que el otro jugador.

Podemos introducir el juego primero reproduciendo simplemente las tarjetas con las figuras, sin necesidad de memorizarlas. Cuando el niño esté familiarizado con el juego podemos empezar a jugar a memorizar las tarjetas para después reproducirlas y por último a jugar de manera competitiva.

En las tarjetas del juego se juega con el número de personajes, la posición de las figuras respecto el tronco (a la derecha, a la izquierda, encima o dentro) y con su orientación (mirando al frente o de espaldas) A continuación os dejo una imagen de la primera tarjeta de juego y de una de las últimas, para que veais como se incrementa la dificultad (pensad que el juego está ideado para representar la figuras de memoria).

Las piezas de madera son muy bonitas y representan personajes del bosque así que los peques pueden aprovechalas para jugar con ellas de manera libre o haciendo otras propuestas.  Os dejo alguna idea:

– ¿Quién falta? A los más pequeños les podemos plantear esta sencilla actividad para trabajar la atención y la memoria visual. Les presentamos una escena con los personajes. Tapamos el escenario y eliminamos uno de ellos. Al volver a ver la escena deben averiguar qué personaje ha desaparecido (podemos dejarlos en la misma posición o cambiarlos para aumentar la dificultad).

-Memory táctil. Metemos todas las piezas en una bolsita y pedimos a los peques que saquen un pieza e intenten buscar su pareja dentro de la bolsa (sin mirar).

-Descripciones. Podemos jugar con las propias tarjetas del juego o inventando una disposición de las figuras. Uno de los jugadores hace la escena detrás del escenario (para que el otro jugador no pueda verla) cuando la tiene va describiendo cómo están colocados todos los personajes para que el otro jugador pueda intentar reproducir la misma escena.

Logic City

Es el más complejo de los 3 porque entra el juego el concepto de profundidad. En el juego encontramos 12 piezas de madera en 4 colores para formar los edificios, 2 piezas triangulares que hacen de arbustos, 45 tarjetas de retos distribuidas en 3 niveles de dificultad , un fondo de escenario y una lámina reversible de que sirve de plantilla para construir.

En el primer nivel se plantean retos sin profundidad, es decir, todos los edificios irán en la misma línea. Se juega con los colores y con el lugar de la cuadrícula que ocupa cada construcción (más la derecha o más a la izquierda)

Este nivel está bien para que los peques se inicien en el juego ya que sobre los 3 años pueden interpretar y replicar las construcciones.

En los siguientes niveles la cosa se complica porque cambiamos la cuadrícula del suelo y aparecen 3 profundidades distintas. En el último además los edificios son de colores combinados por lo que los peques tiene que prestar más atención.

Cómo véis en la parte posterior de cada tarjeta de reto aparece otra visión de la figura (en una cara está en tres dimensiones y en la otra se muestra la planta y el alzado). En este caso yo no diría que hay un reto y una solución porque podemos jugar con ambas opciones. Es más sencillo reproducir la imangen viéndola en 3D pero también es muy interesante, para niños más mayores, intentar construir la figura a partir de sus vistas.

Cómo habéis podido comprobar este juego tiene más complejidad, y puede suponer un reto para peques en una franja de edad más amplia. Desde empezar a jugar a hacer construcciones libres con las piezas hasta jugar con las diferentes vistas de la perspectiva.


Los 3 juegos nos han parecido muy interesantes, ideales para tener tanto en casa como en el aula. Es práctico que puedan jugar de manera individual. Además el formato de retos siempre es atractivo y que puedan comprobar ellos mismos si los han resuelto de manera correcta un gran punto a favor.

¿Os gustan este tipo de juegos? ¿Conocíais estos 3?

Todos los juegos que os enseño en este post podéis encontrarlos en la tienda de equipamiento y material didáctico Infanity, os dejo los enlaces a cada uno de ellos.

Logic farmMemo Friends – City Logic


Este artículo contiene links afiliados, pero tranquila, que por supuesto no suponen ningún gasto extra para ti 😉

Puzles verticales de monumentos

Hoy os enseñamos unos puzles verticales que hemos hecho para nuestro reto #misvacacionesjugadas.

Para nuestro gusto han quedado muy chulos y además del trabajo propio necesario para ordenar las diferentes piezas los peques hacen un ejercicio de motricidad fina importante a la hora de montarlos.

Para crearlos solo necesitáis:

  • Cartón
  • Pintura si queréis pintar (en nuestro caso solo hemos dado un toque blanco con una tempera en barra)
  • Pajitas un poco gruesas (las que hemos usado son de Ikea)
  • Palitos más gruesos que los de las brochetas (los tenéis en los bazares)
  • Silicona caliente

Paso a paso

1. Lo primero es hacer los dibujos que queráis y recortarlos. En nuestro caso son monumentos pero por supuesto podéis elegir lo que queráis. Nosotros le dimos un poco de color blanco antes de dibujar encima con un permanente negro.

2. Después hay que pegar una pajita detrás de cada figura, mejor si llega de arriba a abajo.

3. Cuando la cola que hayas usado esté seca, mide y marca las divisiones de las piezas de los puzles para poder cortarlas.

4. Ahora solo queda hacer la base. Para ello coge un trozo de cartón resistente (o pega dos capas si no es demasiado fuerte), calcula dónde tiene que ir cada palo, haz un agujerito en el que quepa, pon silicona caliente dentro y introdúcelo. Queda bastante fuerte.

¡Después solo queda disfrutar de tu puzle vertical!

Si no animáis a probarlo no dudéis en compartir vuestras creaciones con nosotros, ¡Nos encanta verlas!

Aprendo en positivo: los animales

Hoy os vengo a enseñar un material que tenía ganas de tener entre las manos dese hace tiempo. Es uno de los juegos de la nueva gama educativa de Diset: aprendo en positivo. Y gracias a Infanity hemos tenido la oportunidad de descubrirlo, estoy segura de que le sacaremos mucho juego porque es super completo.

El material

Este material está inspirado en las metodologías alternativas en las que se busca que el aprendizaje se haga en positivo, mediante el juego y los materiales manipulativos que motiven a los niños y niñas. El juego trae una serie de materiales de cartón duro pensados para trabajar distintos contenidos sobre los animales: sus hábitats, las zonas del mundo en las que habitan, su clasificación por clases, características… Os los enseño poco a poco.

El juego se compone de:

▪️Un mapamundi de 45x35cm con ilustraciones de los animales que vienen en el juego. La verdad es que es un póster muy bonito, es lo único del juego que es de papel así que creo que lo plastificaremos de alguna manera para que no se nos estropee con el uso.

▪️ 6 láminas reversibles de 24x17cm. Por un lado vienen imágenes de diferentes hábitats y por el otro el dibujo de los continentes y siluetas de animales que habitan en ellos.

▪️1 ruleta de los continentes y unas etiquetas, tanto con el nombre de los continentes como con el de los diferentes hábitats (en mayúsculas por un lado y minúscula en letra de imprenta por el otro)

▪️80 tarjetas reversibles de animales. En total 40 especies diferentes. De cada especie hay dos tarjetas, una con el animal adulto por una cara y su silueta por la otra, y la otra con la cría por una cara y un detalle en imagen real por la otra.

▪️4 tarjetas para clasificar los animales: mamíferos, aves, peces y reptiles (no vienen insectos ni anfibios)

▪️Una pequeña guía donde se presenta el proyecto, los principios de aprendizaje, objetivos y el material en si mismo. También nos ofrece más de 20 propuestas de actividades y se nos dan las soluciones a las clasificaciones por clase, continente y hábitat (perfecto por si tenemos alguna duda)

Como veis son ilustraciones pero para mi gusto son muy bonitas, y tienen un estilo realista que me parece chulo. Los continentes vienen representados en diferentes colores, aunque no se ha respetado el código de color que usa el material Montessori. Para nosotros no es muy importante porque la idea es simplemente que puedan diferenciarlos de manera visual pero no hubiera costado nada tenerlo en cuenta para poder complementar con otros materiales. Por lo demás creo que es bastante completo y que está muy bien para el precio que tiene.

En esta ocasión no me voy a extender en explicar actividades para hacer con el material porque las ideas que vienen en la guía son bastante interesantes, variadas y originales. Además es un material muy sugerente así que seguro que se os ocurren un montón de propuestas para hacer con él.

La edad recomendada del material es de 3 a 6 años, aunque, como casi siempre yo creo que se podría ampliar este margen tanto por debajo como por arriba.

Las tarjetas con imágenes son ideales para que los peques vayan adquiriendo el vocabulario desde los 2 añitos (es verdad que muchos de los animales que viene no son muy conocidos, pero está bien salir de los animales de la granja y normalmente sobre estos solemos encontrar más materiales, libros, puzles…) Por otra parte en las tarjetas vienen los nombres escritos, así que puede ser un material estupendo para trabajar la lectoescritura… ¡Imaginación al poder!

Nosotros de momento nos estamos centrado el los hábitats y los animales. El tema de los continentes lo dejaremos para un poco más adelante pero seguro que nos vais viendo este material por el perfil, os dejo algunas de las propuestas que hemos hecho para que os hagáis una idea de las posibilidades:

– Jugamos a relacionar las tarjetas con nuestras figuras de animales y aprovechamos para recordar (o aprender) sus nombres.

– Relacionamos los animales con su hábitat. En nuestro caso hemos completado la propuesta con un minimundo para jugar después.

– Relacionamos las siluetas de los animales con los que hemos jugado con la imagen de su detalle.

Como veis un material muy bien pensado, ideal para aprender jugando.

Dejo el enlace por si le queréis echar un vistazo.

Aprendo en positivo: los animales

Ordena el barrio y Ordena y cuenta vehículos

¡Qué ganas tenía de enseñaros estos otros materiales que nos llegaron de Infanity junto al cuenta magdalenas!

ORDENA EL VECINDARIO de Learning Resources

En el post sobre el Ordena las magdalenas ya os hablé de la marca Learning Resources, el ordena el barrio es suyo también. ¿Se nota verdad? Es otro material de concepto similar, pensado también para trabajar los primeros conceptos matemáticos. Si tuviera que elegir entre uno y otro no sé si sería capaz. ¿A ver qué os parece a vosotros?

El material

El Ordena el vecindario se compone de 6 familias de muñequitos en 6 colores diferentes, cada familia esta compuesta por 6 personajes diferentes (2 adultos, 2 niños, un bebé y un perrito), en total 36 figuras. También trae una casita, que se puede abrir, en cada uno de los colores, apilables entre ellas.

Quizá muchos habíais visto este tipo de contadores en forma de personitas, podéis comprarlos solos, al igual que las casitas (así si lo tenéis en casa podéis completar el juego) A mí sinceramente me parece un material precioso y super completo.

Según la marca, este material también es para mayores de 3 años pero, al igual que con el otro, creo que por sus características se puede empezar a usar antes.

Esta vez no os dejaré las propuestas por edades si no por los aspectos que podemos trabajar con él.

Ordenar y clasificar

En casa lo de meter y sacar de recipientes y cajas siempre ha llamado mucho la atención y es algo que a los peques les suele atraer bastante alrededor de los dos años. De manera natural se están trabajando conceptos como detro/fuera, lleno/vacío, abierto/cerrado de manera que experimentar con cajitas y elementos de manera libre es una propuesta genial.

Cuando son algo más mayores y empiezan a diferenciar los colores se pueden ofrecer propuestas de clasificación sencillas.

Y es que no hace falta ni presentarlo como una actividad, podemos aprovechar simplemente el momento de recoger el material para trabajar la clasificación (algo que se hace mucho en el juego heurístico y que desde luego es un acierto).

Podemos también ordenarlos por alturas, haciendo series o siguiendo un código de color.

Este tipo de contadores, al contar con diferente figuras de cada color nos ofrece la posibilidad de trabajar conceptos de clasificación más complejos, ya que podemos tener en cuenta una variable más. Tener dos variables (color y personaje) nos permite trabajar con cuadros de doble entrada y diagramas de Venn. Os lo explico a continuación:

  • Cuadros de doble entrada

En ellos los peques tienen que clasificar los elementos teniendo en cuenta las dos variables que se cruzan en el cuadro. Es una herramienta de clasificación que estamos a ver. 

  • Diagrama de Venn

En una herramienta que nos ayuda a clasificar elementos basándonos en dos características distintas por separado y en la combinación de ambas.

En este ejemplo hay que clasificar en un círculo las figuras que son bebes y en el otro las figuras naranjas. En la zona intermedia queda el bebe de color naranja porque cumple con ambas características.

Orientación y representación espacial

A mí el nombre del juego y las casitas en si mismas me hacen pensar automáticamente en la orientación espacial, os dejo un par de propuestas para trabajar esta habilidad:

Con una cuadrícula y nuestras casitas podemos hacer algunas propuestas sencillas y llamativas. Para las primeras edades el simple hecho de copiar las plantillas y colocar las casitas donde toca mirando un modelo ya es una actividad estupenda de observación y orientación.

Cuando son más mayorcitos podemos introducir el concepto de coordenadas cartesianas y plantearlo así.

Usando las casitas y los personajes podemos trabajar conceptos espaciales como delante, detrás, a la derecha o a la izquierda, dentro… Podemos hacerlo dando las instrucciones directamente a los peques o dándoles una imagen que uno tenga que describir a otro para que la reproduzca sin verla, solo escuchando las indicaciones de su compañero. Os aseguro que este tipo de propuestas nunca fallan y además trabajamos la expresión y comprensión oral.

Juego simbólico

Creo que este material tiene muchísimas posibilidades para que los peques desarrollen con él el juego simbólico. Que los personajes se puedan identificar con diferentes personas hace que los puedan utilizar para expresarse mediante el juego de una manera muy interesante. Sobre los 3 años, e incluso un poco antes, los niños son capaces de hacer representaciones mediante el juego en las que podemos observar situaciones y relaciones que enlazan directamente con su día a día. De hecho observar atentamente este tipo de juego nos da muchas pistas de cómo está realmente el niño o la niña, de sus preocupaciones, intereses, de las relaciones que percibe a su alrededor… El juego para los peques es una vía de escape y una herramienta para intentar ordenar y dar sentido al mundo que los rodea. Vale la pena pararnos a observarlo detenidamente.

Diversidad familiar

Este tipo de material en el que encontramos diferentes personajes que pueden asociar a diferentes tipos de persona es ideal para poder trabajar la familia y la diversidad familiar tanto en el aula como en casa. Representar su propia familia y explicársela a los demás, jugar a formar diferentes tipos de familias y poder hablar sobre ellas. Sin duda actividades que normalizan, enriquecen dan valor a la diversidad.

También está la posibilidad de comprar unas tarjetas con propuestas de actividades para hacer con estos contadores.

Son 22 tarjetas a doble cara, con actividades graduadas por dificultad y que trabajan sobre diferentes aspectos matemáticos: series y secuencias, conteo y clasificación, iniciación a la suma y a la resta, conceptos espaciales… Es una herramienta útil para tener ideas que se puede completar después y que también esta disponible en Infanity.

ORDENA Y CUENTA VEHíCULOS de Miniland

Miniland es otra marca interesante de material y juegos educativos. En este caso nos encontramos con otro juego similar al anterior para trabajar los primeros conceptos matemáticos. Ideal para los pequeños amantes de los vehículos.

El material

El juego se compone de 6 tipos diferentes de vehículos (avión, coche, autobús, camión, excavadora y tren) de plástico duro en seis alegres colores. Además trae 5 tarjetas de actividades a doble cara, 10 hojas de propuestas en total, de menor a mayor dificultad.

Con él podemos hacer la mayoría de propuestas explicadas anteriormente. En casa también lo hemos usado para hacer juegos para practicar trazos de forma divertida y circuitos de orientación espacial con carreteras.

Así mismo, tanto con el material de un juego como con el otro, podemos hacer la mayoría de las propuestas de conteo, numeración y cálculo planteadas con el cuenta magdalenas en el post de hace unas semanas.

Como veis son otros dos juegos de contadores con un montón de posibilidades y muy llamativos para los peques que les ayudara a tener un primer contacto con las matemáticas lúdico y divertido. ¿Qué os han parecido? ¿Os podríais decidir por uno de ellos?

Os dejo los enlaces de ambos por si les queréis echar un vistazo en la web de Infanity.

Ordena el barrio

Ordena y cuenta vehículos

*Este post