Juegos para trabajar la orientación espacial

“Los niños no juegan para aprender pero aprenden porque juegan”

Hay muchas maneras de aprender las cosas pero sin duda hacerlo mediante el juego es siempre la mejor opción. Hoy, gracias a la colaboración de Infanity, os enseñamos 3 juegos de la marca Goula con los que los peques, además de pasarlo bien, trabajarán conceptos de orientación espacial.

¿Qué es la orientación espacial?

Es la habilidad que nos permite situarnos a nosotros mismos en el espacio y situar objetos en relación a nuestra posición.

La orientación espacial es una habilidad muy importante a la que no siempre se le da la importancia que requiere. Problemas de orientación espacial pueden causar dificultades para la lectoescritura, la numeración y el cálculo. Además de problemas de organización espacial que pueden influir en otros aprendizajes.

Logic farm

El juego contienen un tablero de cartón duro, 9 piezas de madera y 30 tarjetas con desafíos de dificultad graduada.

La dinámica es sencilla, hay que colocar las piezas de paisaje como indica la tarjeta con la que juguemos. Después deberemos colocar las piezas restantes teniendo en cuenta siempre las indicaciones del tablero. De esta manera el pato siempre tendrá que quedar delante de los patitos, el perro mirando la pelota y la casa con la puerta en un camino.

Cómo veis en este juego, además de trabajar la orientación espacial los peques trabajan la lógica. En las instrucciones además se nos da la posibilidad de jugar varios jugadores, haciéndolo por turnos y quedándose la tarjeta si completan correctamente el reto.

En el primer nivel, al colocar las piezas de paisaje, tan solo quedan 3 espacios posibles para colocar las piezas con indicaciones concretas (perro, pato y casa). En el segundo nivel quedan 4 piezas por colocar y en el último 5, y además hay que hacer razonamientos inversos y cuadrar piezas contiguas, aumentando así la dificultad del juego.

Para mi es el juego más sencillito de los 3 que os enseño hoy pero es ideal como primera aproximación a este tipo de materiales. El peque acaba de cumplir 3 años y hace los dos primeros niveles sin demasiada dificultad, el último nivel si es más complejo y aún le cuesta hacerlo solo. Creo que este juego es ideal para peques de 3 (quizá un pelín antes) y 4 años, pero quizá demasiado sencillo para mucho más allá. Os dejo un ejemplo de como son los últimos retos para que valoreis, ya sabéis que lo de las edades no deja de ser algo bastante relativo. 

Para los más pequeños, el simple hecho de colocar las piezas según la tarjeta puede ser una propuesta en sí misma. Han de tener en cuenta la posición en la cuadrícula y la orientación de las figuras (muy importante por ejemplo a la hora de colocar el camino).

Cada tarjeta lleva en el reverso la solución al reto, por lo que ellos mismos pueden comprobar si lo han hecho de manera correcta.

Memo Friends

Este juego consta de 8 figuras de madera, 2 troncos de cartón duro, un separador de cartón y 20 tarjetas de desafíos ordenadas numéricamente según su dificultad.

La dinámica original del juego consiste en memorizar la imagen de la tarjeta y reproducirla con las figuras antes que el otro jugador.

Podemos introducir el juego primero reproduciendo simplemente las tarjetas con las figuras, sin necesidad de memorizarlas. Cuando el niño esté familiarizado con el juego podemos empezar a jugar a memorizar las tarjetas para después reproducirlas y por último a jugar de manera competitiva.

En las tarjetas del juego se juega con el número de personajes, la posición de las figuras respecto el tronco (a la derecha, a la izquierda, encima o dentro) y con su orientación (mirando al frente o de espaldas) A continuación os dejo una imagen de la primera tarjeta de juego y de una de las últimas, para que veais como se incrementa la dificultad (pensad que el juego está ideado para representar la figuras de memoria).

Las piezas de madera son muy bonitas y representan personajes del bosque así que los peques pueden aprovechalas para jugar con ellas de manera libre o haciendo otras propuestas.  Os dejo alguna idea:

– ¿Quién falta? A los más pequeños les podemos plantear esta sencilla actividad para trabajar la atención y la memoria visual. Les presentamos una escena con los personajes. Tapamos el escenario y eliminamos uno de ellos. Al volver a ver la escena deben averiguar qué personaje ha desaparecido (podemos dejarlos en la misma posición o cambiarlos para aumentar la dificultad).

-Memory táctil. Metemos todas las piezas en una bolsita y pedimos a los peques que saquen un pieza e intenten buscar su pareja dentro de la bolsa (sin mirar).

-Descripciones. Podemos jugar con las propias tarjetas del juego o inventando una disposición de las figuras. Uno de los jugadores hace la escena detrás del escenario (para que el otro jugador no pueda verla) cuando la tiene va describiendo cómo están colocados todos los personajes para que el otro jugador pueda intentar reproducir la misma escena.

Logic City

Es el más complejo de los 3 porque entra el juego el concepto de profundidad. En el juego encontramos 12 piezas de madera en 4 colores para formar los edificios, 2 piezas triangulares que hacen de arbustos, 45 tarjetas de retos distribuidas en 3 niveles de dificultad , un fondo de escenario y una lámina reversible de que sirve de plantilla para construir.

En el primer nivel se plantean retos sin profundidad, es decir, todos los edificios irán en la misma línea. Se juega con los colores y con el lugar de la cuadrícula que ocupa cada construcción (más la derecha o más a la izquierda)

Este nivel está bien para que los peques se inicien en el juego ya que sobre los 3 años pueden interpretar y replicar las construcciones.

En los siguientes niveles la cosa se complica porque cambiamos la cuadrícula del suelo y aparecen 3 profundidades distintas. En el último además los edificios son de colores combinados por lo que los peques tiene que prestar más atención.

Cómo véis en la parte posterior de cada tarjeta de reto aparece otra visión de la figura (en una cara está en tres dimensiones y en la otra se muestra la planta y el alzado). En este caso yo no diría que hay un reto y una solución porque podemos jugar con ambas opciones. Es más sencillo reproducir la imangen viéndola en 3D pero también es muy interesante, para niños más mayores, intentar construir la figura a partir de sus vistas.

Cómo habéis podido comprobar este juego tiene más complejidad, y puede suponer un reto para peques en una franja de edad más amplia. Desde empezar a jugar a hacer construcciones libres con las piezas hasta jugar con las diferentes vistas de la perspectiva.


Los 3 juegos nos han parecido muy interesantes, ideales para tener tanto en casa como en el aula. Es práctico que puedan jugar de manera individual. Además el formato de retos siempre es atractivo y que puedan comprobar ellos mismos si los han resuelto de manera correcta un gran punto a favor.

¿Os gustan este tipo de juegos? ¿Conocíais estos 3?

Todos los juegos que os enseño en este post podéis encontrarlos en la tienda de equipamiento y material didáctico Infanity, os dejo los enlaces a cada uno de ellos.

Logic farmMemo Friends – City Logic


Este artículo contiene links afiliados, pero tranquila, que por supuesto no suponen ningún gasto extra para ti 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s