Propuestas sencillas con… plastilina

Adoro la plastilina, y es un amor que me viene de lejos. Recuerdo haber jugado con ella horas y horas de pequeña, me encantaba hacer escenarios minis, con sus personitas, muebles, y todo lujo de detalles.

Hoy en día sigue siendo uno de mis materiales preferidos. Es asequible, versátil, nos permite horas de juego libre y poder proponer un montón de actividades. Es un material que aporta mucha información sensorial, que ayuda a los peques a poner en forma la musculatura de las manitas y a mejorar la coordinación, que les hace pasar del plano a las 3 dimensiones en sus creaciones y que, por supuesto, es ideal para fomentar la creatividad.

Dadles un trocito de plastilina (y si tenéis a mano alguna herramienta como rodillos, cuchillos de plástico, o tampones para estampar) y dejadles hacer, en casa es algo que nos asegura un buen ratito de entretenimiento.

¿Qué no tenéis plastilina en casa? No hay problema, aquí os dejo una receta de plasti casera que os sacará del apuro (hay otras por Internet pero esta es la más sencilla)

Ingredientes:

  • 3 partes de harina
  • 1 parte de sal
  • 1 parte de agua
  • 2 cucharada sopera de aceite
  • colorante al gusto

Se mezclan todos los ingredientes y se amasa bien. Cuando nuestra plasti ya tiene una buena textura se divide en las partes que queráis y se añade el colorante.

¿Qué os faltan utensilios? Aún más sencillo de solucionar, abrid los cajones de casa y buscad con atención. Cuchillos de plástico y palillos para cortar y dibujar, botellitas o rollos de cartón duro para usar de rodillos, corchos, tiradores o lo que se os ocurra con algunas figuras de madera, goma Eva o fieltro y tendréis unos sellos perfectos. Imaginación al poder.

¿Queréis opciones par ampliar el juego? Aquí os dejo unas cuantas propuestas.

Pizza casera

Basta con preparar los ingredientes y dejarles hacer. Un poquito de plastilina para la masa, algunas piezas sueltas al gusto y a cocinar, digo a ¡Crear!

Erizos

Sencilla y entretenida. Solo tenéis que preparar vuestros erizos con un poco de plastilina y ofrecerlos a los peques junto unos fideos o espaguetis hechos trocitos.

Plasti-puzle

Crear con la plastilina un puzle de encajes es de lo más sencillo. Solo tienes que buscar unos cuantos objetos por casa, aplanar bien la masas y estampar los objetos en ella.

Para los peques de menos edad busca objetos simétricos que se puedan colocar de varias maneras, para los más mayores puedes complicarlo un poco más y que tengan que jugar con la orientación de los objetos.

Estampamos animales

Esto en casa nos gusta mucho. La plastilina es ideal para estampar texturas, el efecto es muy chulo. Si tenéis por casa animales un poco realistas podéis probar a estamparlos en ella, si son de buena calidad el nivel de detalles que se aprecian son una pasada.

Podéis hacer lo mismo con sus huellas, hay animales muy conseguidos y son muy realistas. Podéis jugar a adivinar de qué animal es cada huella, seguir caminos…

Huevos de… Lo que quieras

En nuestro caso fueron de dinosaurios pero vaya podrían ser de cualquier otro animal o incluso tener dentro otras cosas como letras por ejemplo.

Solo hay que poner lo que sea dentro y formar un huevo con la masa para que los más pequeños vayan descubriendo qué se esconde dentro.

Plantillas

Últimamente he visto varias propuestas de plantillas plastificadas para usar con la plastilina: caras para completar emociones, platos para hacer comidas, tartas para añadir velas… nosotros de momento solo hemos probado con una foto del peque por carnaval y la verdad es que nos gustó mucho.

Podéis buscar por Internet algunas plantillas y animaros a probarlas, solo hay que imprimir y plastificar. Yo si puedo, en unos días os dejaré algunas por aquí. Si no tenéis impresora podéis hacer los dibujos en un folio a mano y si no tenéis plastificadora con poner encima un trozo de acetato o el plástico de algún cuadro solucionado 😉

Bandeja de piezas sueltas

Esta propuesta es ideal para todas las edades. Los más pequeños jugarán con los elementos, los más mayores podrán crear hasta minimundos y historias.

Podéis elegir una temática concreta o simplemente ofrecer unos cuantos materiales. Si añadís unos animales o figuras las posibilidades de multiplican.

¿Escribimos?

Muchos de vuestros peques ya están empezando con la lectoescritura. Para nosotros antes de ponerse a escribir con lápiz y papel hacen falta hacer muchas cosas y una de ellas es esta, componer palabras y la plastilina es un lienzo maravilloso para estampar letras y crear palabras con ellas. Seguro que si muestran interés por la escritura esta propuesta les encantará.

¿Sois tan fans de la plastilina como nosotros? si tenéis otras ideas no dudéis en compartirlas con nosotros. Nos encantará verlas.

3 manualidades primaverales con pinzas

Hoy os traigo 3 sencillas manualidades para hacer unos insectos de lo más monos con pinzas de la ropa y materiales sencillos. Si no tenéis alguno de los materiales que hemos usado seguro que lo podéis substituir por alguna otra cosa, imaginación al poder.

Oruga

La más sencilla de todas, y bien resultona. Solo necesitaremos:

  • Un pinza de ropa
  • Pompones de colores
  • Cola (o lo que tengáis en casa para pegar)
  • Ojitos (si no tenéis los podéis dibujar en un trocito de cartulina o papel)
  • Limpiapipas (optativo)
  • Goma Eva o cartulina verde

Esta manualidad no puede ser más fácil, pegamos los pompones en la pinza. Después pegamos los ojitos y las antenas.

Para darle un toque hemos puesto nuestro gusano sobre una hoja que hemos dibujado y recortado en goma Eva. ¡No me digáis que no es adorable!

Libélula

Esta también es muy sencillita. Necesitaremos:

  • Pinza de la ropa
  • Palitos de helado (si no tienes puedes hacerlos con cartulina, goma Eva o lo que tengas a mano)
  • Rotuladores
  • Cola
  • Ojitos (recuerda, puedes dibujarlos y cortarlos)

Lo primero que tenemos que hacer es pintar nuestra pinza. Las libélulas pueden ser muy coloridas así que no te cortes, en nuestro caso hemos pintado el cuerpo de verde y azul claro con los rotuladores de Giotto Be-bé.

Después pega los palos de helado formando una cruz. Añade los ojitos y listo.

Mariposa

Aquí nos hemos complicado un poquito más pero el resultado es precioso. Nosotros hemos usado una pinza gigante, por eso hemos podido poner muchos detalles pero usando una pinza normal también se pueden hacer un par de formas y quizá la máquina troqueladora te sirve para hacer algunos agujeritos pequeños.  Necesitarás:

  • Una pinza de ropa
  • Cartulina negra
  • Papel celofán de colores
  • Pegamento
  • Cúter y tijeras

Lo primero es doblar la cartulina y dibujar las alas y los dibujos que vayamos a cortar. Cada ala tendrá dos capas de cartulina de manera que el papel celofán queda entre ambas. Si las cortas a la vez te cuadrará mejor.

Una vez tenemos los huecos cortados vamos recortando trocitos de papel celofán para pegar en los espacios. Si usas de modelos los trocitos que has quitado de cartulina tendrás una guía estupenda, solo tendrás que dejar un pequeño margen alrededor.

Si quieres hacerlo más sencillo siempre puedes hacer unas alas y decorarlas con pegatinas o pintándolas.

Cuando ya tienes las alas listas hay que pintar la pinza, en este caso también la hemos pintado con un rotulador.

Por último se pegan las alas a la pinza y se añaden los ojitos y las antenas. Puesta en el exterior o en una ventana es una maravilla.

En nuestro caso estos insectos van directos a la terraza y adornarán la zona donde hemos hecho nuestra pequeña plantación.

¿Os animáis a llenar la casa de bichitos?

Material de las estaciones

¡Bienvenida primavera! Sea como sea y pase lo que pase el tiempo pasa y no se para. Esta primavera ha llegado en una situación extraña, pero aquí la tenemos y de una forma u otra intentaremos disfrutarla.

Hoy os traigo un material que comencé a hacer hace un tiempo y que he podido acabar en estos días. Se tratan de 4 tableros, uno por cada estación, y 9 imágenes características de cada una de ellas.

Es un material ideal para trabajar las estaciones, os dejo unas cuantas ideas para poder aprovecharlo:

  • La opción más obvia es colocar los 4 tableros, poner todas las imágenes juntas e ir poniendo cada una en la estación correspondiente. También se podría hacer usando solo un par de estaciones si con todas es muy difícil.
  • Para los más pequeños puede usarse solo el tablero e imágenes de la primavera, trabajar el vocabulario, hablar de cada imagen… Podéis esconder las imágenes en una bandeja de arroz para hacerlo más entretenido.
  • Otra idea sencilla es usar solo el tablero de la primavera pero poner entre las imágenes algunas trampa, y que el peque tenga que discriminar cuales son las correctas.
  • Con el material también podemos hacer un juego en familia. Cada uno coge un tablero y se ponen todas las imágenes al revés en el medio. Cada uno por turno levanta una imagen, la enseña, si es de loe su tablero la coloca, si no, la vuelve a dejar boca abajo en el centro. Gana quien complete antes su tablero.

Visualmente es un material muy bonito que podemos usar tal cual con los peques más mayores o ir introduciendo poco a poco con los más pequeños. ¡Disfrutadlo!

Germinar legumbres

Como ya os he explicado en la entrada de Instagram estos días es importante mantener en la medida de lo posible el contacto con el exterior, salir a la terraza o balcón, jugar cerca de ventanas por las que entre el sol o incluso asomarse a la ventana un ratito si no hayas otras opciones.

Mantener el contacto con la naturaleza también sería ideal, y esta sencilla propuestas nos pondrá un poquito de verde en estos días. Esta propuesta es un clásico que todos hemos hecho de pequeños ¿no?

¿Qué necesito?

  • Legumbres secas (judías, lentejas, garbanzos…)
  • Algodón
  • Botes o vasos transparentes
  • Agua

Pasos a seguir

El proceso no puede ser más sencillo

  1. Poner algodón en la base del bote o vaso y humedecerlo.
  2. Poner algunas legumbres encima del algodón (no hay que pasarse que si no no se ven bien).
  3. Poner un poquito de algodón encima.
  4. Añadir agua para que quede bien húmedo.

Y ahora me sale mi vena de profe. Yo no estoy muy a favor de que los peques estos días estén en casa haciendo fichas, hojas de operaciones o actividades de libros. De hecho desde las indicaciones que tenemos como maestros nos dejan claro que los “deberes” que pongamos para estos días no deberían de ser así. Pero este tipo de experiencias son ideales para estos días en casa, son experiencias sencillas que casi todos podemos hacer con lo que tenemos por casa y que ayudan a nuestros peques a experimentar de manera real conceptos que se estudian en las aulas. Seguro que estarán encantados de prepararlo todo y de ir observando qué pasa cada día. Nosotros solo observaremos qué va pasando y disfrutaremos de ver nacer y crecer nuestras plantas, pero si tenéis peques más grandes y queréis aprovechar para hacer algo un poco más sistemático os dejo un par de documentos para hacer con ellos e ir dejando constancia en papel de lo que van observando.

Muévete

Si algo vamos a echar de menos estos días muchos de nosotros va a ser la posibilidad de poder movernos. Algunos tenéis patios o jardines, y ¡cómo os envidio! pero otros nos tenemos que conformar con el espacio de casa, y moverse entre cuatro paredes es complicado.

Nuestro peques necesitan más si cabe moverse: correr, saltar, trepar… para ellos es algo básico y muy necesario. Estos días sin calle, sin parque, sin poder salir al campo o a pasear vamos a tener complicado poder cubrir sus necesidades en este sentido pero hay cositas que podemos y que debemos hacer.

Para empezar tenemos que tener claro que esta situación es extraordinaria y que por tanto lo que los peques van a poder hacer o no en casa también debe de reconsiderarse. Correr por el pasillo, jugar a pelota o montar en bici dentro de casa, saltar en el sofá o en la cama o subirse a los muebles son cosas que algunos quizá no tenían permitido pero que ahora van a tener que poder hacer (a no ser que tengáis un espacio exterior bien acondicionado donde puedan moverse bien)

Hoy os dejo por aquí un juego que hemos hecho esta mañana. Son una serie de tarjetas de diferentes colores para jugar a movernos. La idea es que cojáis un dado (o lo hagáis) y lo marquéis con los tres colores (dos caras de cada color). El jugador que le toque tira el dado, levanta una tarjeta del color que le salga y hace lo que le haya tocado.

Hay tres categorías de colores:

  • Verde: Las tarjetas verdes indican maneras de desplazarse inspiradas en el desplazamiento de un animal. Por ejemplo: saltar como un rana. Es ideal que esta acción la hagamos en un pasillo para que el peque (o adulto) pueda hacer un desplazamiento medianamente largo.
  • Amarillo: Son tarjetas en las que se nos pide que imitemos los movimientos que se hace en algún deporte.
  • Azul: Las tarjetas azules indican postura a imitar. Son posturas similares a las del yoga, en la que sobretodo se trabaja el equilibrio y la consciencia corporal.

Nosotros hemos probado el juego esta mañana, nos hemos divertido, al peque le ha encantado y ha acabado agotado jajaja así que… ¡objetivo cumplido!

Os podéis descargar las tarjetas aquí:

Propuestas sencillas con… rollos de papel

En la encuesta que os hice por stories en Instagram los rollos que sobran del papel de váter fue el material ganador para este nuevo recopilatorio de actividades. No me extraña, es un material que todos tenemos en casa y que sólo tenemos que recordar guardar.

Puzle vertical

Solo necesitáis algunos rollos de papel y rotuladores. Dibujad alguna cosa de manera que ocupe todo el rollo, nosotros hemos elegido unas plantitas pero podéis hacer lo que queráis (también podéis imprimir alguna imagen y pegarla directamente).

Después solo tenéis que buscar un soporte de papel de cocina o de algún juego de encajar (Si no tenéis a mano podéis hacer lo que hemos hecho nosotros, fabricarnos uno con un rollo más fino y largo de papel de cocina). Y cortar el rollo horizontalmente. Para los más peques podéis hacerlo solo por la mitad, como veis nosotros hemos hecho 3 piezas. Bonito y sencillo, y además si tenéis peques de diferentes edades los mayores pueden preparar el puzle a los más pequeños.

Juego con gomas

Hemos aprovechado el soporte que fabricamos para los puzles para esta actividad, pero podéis usar cualquier elemento cilíndrico como por ejemplo una lata.

Si lo hacéis como nosotros os recomiendo poner un poquito de cinta de doble cara en la base para fijar el soporte a la mesa.

Trasvases con arte

Hace un tiempo os compartimos esta actividad. De cara a la llegada de la primavera se podría adaptar y hacer unas flores con unas hojas. Por supuesto podéis hacer cualquier otro dibujo.

Solo tenéis que cortar trocitos de los rollos de papel y pegarlos en una superficie. Arroz, arena, sal… O cualquier cosa con la que los peques puedan hacer trasvases y unas cucharitas y ¡A jugar!

Circuito de bolas

Sin duda una de nuestras preferidas. Para esta propuesta van mejor los rollos de papel de cocina o de otras cosas que sean más largos, pero, si no tenéis, también podéis pegar dos más pequeños.

Colocad los pilares, diseñad como irán vuestras rampas, y con un cúter y silicona tendréis vuestro circuito en un ratito. Si queréis entretener a los peques un ratito más pueden pintarlo, ¡Seguro que les encanta!

Casitas de colores

Este es un recurso que he adaptado de una propuesta que vi por instagram. Para hacer las casitas solo necesitáis rollos de papel (que cortaremos por la mitad) papeles o cartulinas de colores, tijera y pegamento.

El montaje es sencillo y lo podéis ver en al imagen anterior. Se cortan los rollos y los círculos de colores y se montan estos últimos haciendo unos mini conos. Para montar las casitas os recomiendo que uséis cola aunque con pegamento normal también podríais pegarlos.

Hacer las casitas puede ser una actividad genial para los más mayorcitos, y las pueden decorar como ellos quieran. Con ellas podemos montar este sencillo juego.

Torre de equilibrios

Tenía ganas de probar esta idea en casa ¿No me digáis que no es sencilla y vistosa? ¿Quién de la casa podrá hacer la torre más alta? O ¿A quién se le caerá la torre si vamos poniendo cada uno un nivel más? Puede ser un rato divertido en familia 😉

Pintar con rollos

Los rollos de cartón son geniales para pintar con ellos. Se pueden cortar y hacer con ellos diferentes formas que los peques pueden usar para estampar.

¿Qué me decís de esta obra de arte? Sin duda el que más le gustó al peque fue el “rollo pulpo”, de hecho esta es la versión inacabada, al final todo acabó con el tipico color marroncillo de pintar encima una y otra vez.

¿Os habéis quedado con ganas de más? Pues @loscuentosdemama tiene un post con manualidades con rollos que podéis leer aquí.

Propuestas sencillas con… pegatinas de colores.

En los próximos días vamos a compartir algunos post recopilatorios con actividades y juegos sencillos para poder entretener a los peques en casa.

Sabemos que para muchas familias las medidas que se han tenido que tomar (y que se irán tomando en otras comunidades) por el coronavirus son complicadas de gestionar así que ponemos nuestro granito de arena para que al menos podáis entretenerlos algún ratito. Y oye, a todo hay que mirarle el lado positivo así que dentro de lo malo, intentad disfrutar de estos días con ellos.

Empezamos con propuestas sencillas con pegatinas. Es un material sencillo que seguro que muchos tenéis por casa, y si no, son fáciles de conseguir.

Seguir la línea

En la entrada de hoy os hemos enseñado esta propuesta sencilla y con la que los peques se pueden entretener un buen rato. Además es ideal para trabajar la motricidad fina.

Nosotros hemos hecho un arcoiris pero podéis hacer cualquier otro dibujo o simplemente líneas haciendo diferentes trazos.

Une los puntos

Basta con pegar parejas de pegatinas de colores en un papel. Los peques tendrán que unir cada pareja con un rotulador del mismo color. Rápido y sencillo.

Os aseguro que lo tendréis que repetir varias veces. Pensad que este tipo de pegatinas se quitan bastante bien así que las podéis ir reutilizando 😉

Flores

Con la primavera a la vuelta de la esquina esta propuesta es perfecta.

Solo tendréis que poner unas pegatinas amarillas y unos puntitos de colores alrededor, dibujar un tallo y darles pegatinas a los peques. No me digáis que el resultado no es bonito.

¿Se os ocurren otros diseños?

Busca y pega

¿Tenéis un royo de papel higiénico o de papel de cocina a mano? Pues con eso unos rotuladores y unas pegatinas podemos preparar en un momento esta propuesta tan chula.

Peques entretenidos y manitas trabajando.

Repasamos los números

Los peques más mayores pueden usar las pegatinas para hacer actividades de conteo, os aseguro que les dan un toque que las hace más atractivas.

¿Habéis acabado con todas las pegatinas de una hoja?

¡Genial! Tenéis un nuevo material entre manos de lo más versátil.

¿Qué os parece este juego rápido y sencillo? Hemos usado bolitas de colores pero podéis hacerlo con pompones o fichas de conteo.

Como véis son un material de lo más interesante, que suelen gustar mucho a los peques y que tiene mil posibilidades.

Caja de sonidos Montessori

Hace unos meses hicimos una colaboración con Hoptoys en la que escribimos un artículo sobre la caja de sonidos, un material para trabajar el área de lenguaje inspirado en el método Montessori.

A grandes rasgos consiste en una caja con compartimentos (en nuestro caso hemos usado un organizador de tornilleriía con cajoncitos) en la que relacionamos pequeños objetos con los fonemas o letras (según la fase en la que se encuentra el peque) por los que comienzan.

Es un recurso genial para trabajar la discriminación fonética y para introducir a los peques en el mundo de las letras.

En el post del blog de Hoptoys os hablamos de este recurso, os explicamos cómo crear vuestra caja de sonidos y os dejamos algunas propuestas de actividades para trabajar con ella. Si queréis más información no dudéis en visitarlo.

Además si os animáis al final de esta entrada os dejamos las diferentes plantillas que hicimos para la caja. Están a la medida de els caja que podéis comprar por Amazon (aquí)

Hicimos varias opciones para poder adaptar el material a diferentes niveles y necesidades.

  • Por fonemas con imágenes*
  • Por fonemas con imágenes* y letras
  • Por fonemas solo en letras (en mayúsculas y minúsculas)
  • Abecedario (mayúsculas, minúsculas y ambas)

También veréis que están en dos combinaciones de colores, la típica del método Montessori (vocales azules consonantes rojas) y con los colores invertidos, ya que usamos unas letras magnéticas de Hoptoys que llevan los colores así. ¡Vaya un gran abanico de opciones!

*Estos documentos contienen imágenes de los articulemas de Comunicar_nos, extraídas de un documento que podeis consultar y descargar en http://siembralasestrellas.blogspot.com

Bandejas sensoriales de invierno

Entre el año pasado y este hemos hecho varias bandejas sensoriales relacionadas con el invierno, hoy os dejo por aquí un recopilatorio con las diferentes propuestas y un par de ideas de otras cuentas maravillosas.

Bandeja con porexpan

La textura y comportamiento del porexpan es muy curioso, es un elemento volátil, ligero y difícil de controlar. A los peques les resulta divertido y es genial para experimentar con la electricidad estática.

El año pasado hicimos una propuesta y este año volvimos a repetirla en nuestra mesa de estaciones. Sin duda volverá a estar presente en un futuro porque es una experiencia sensorial diferente e interesante. Eso sí, el desastre puede ser importante si descubren que al soplarlas salen volando, y luego cuestan bastante de recoger, pero oye, ¡divertido es un rato!

Bandeja sensorial con arroz

El arroz es un básico que nunca falla, en este caso su color blanco ya nos invita a usarlo para crear propuestas hibernales.

Es uno de nuestros elementos favoritos para hacer trasvases y jugar con diferentes utensilios y recipientes y además es muy sencillo de teñir. Las propuestas que hemos hecho con él siempre han estado entre nuestras preferidas. No me digáis que esta bandeja no es preciosa.

Bandeja de nieve artificial

La primera vez que hicimos nieve artificial fue con el relleno de un pañal, la verdad es que no me resultó fácil y sacamos poquita.

Más tarde probamos a hacerla con bicarbonato y ¡nos encantó! La textura es una pasada y es super sencilla de preparar, basta con mezclar el bicarbonato con un poco de agua. Es perfecta para manipularla, hacer bolas y muñecos de nieve y os aseguro que la textura es muy sorprendente, muy similar a la nieve real. Si la hacéis usando agua fría la experiencia es aún más realista.

Bandeja con bolas de hidrogel

En la propuesta con nieve artificial hecha con relleno de pañal ya habían aparecido las ya más que conocidas bolas de hidrogel.

Personalmente me encantan y suelen tener muy buena acogida entre los peques (¡ojo! Es un material potencialmente peligroso, usar siempre bajo supervisión). Su peculiar textura, el hecho de que boten y que sean translúcidas las hacen muy atractivas. En nuestro caso las solemos comprar transparentes y las teñimos metiéndolas en agua con colorante alimentario.

Bandeja de sal

Una de nuestras últimas bandejas, la compartimos con vosotros la semana pasada, visualmente es muy similar a la nieve y el efecto que tiene en la mesa de luz es genial.

Bandeja con espuma de afeitar

Esta última propuesta os la enseñamos en exclusiva por aquí porque aún no la hemos publicado en nuestra cuenta.

Las espumas y los líquidos son un acierto seguro en casa, al principio al peque le suele costar entrar en el juego de enguarrarse pero cuando entra… ¡Lo disfruta un montón!

La cosa acabó bastante rato después y así, juzgad vosotr@s mism@s 😉

Propuestas interesantes de otras cuentas

Bandeja con base de plastilina

@mamapoetisa compartió la semana pasada esta propuesta tan original. Una base de plastilina encima de la mesa de luz, el efecto genial.

Bandeja combinada

¿Ya si combinamos varios elementos en nuestra bandeja sensorial? Pues el resultado puede ser tan chulo cómo esta propuesta de @paki83. Nieve de bicarbonato, arroz teñido, algunas piezas sueltas y mucha magia.

¿Habéis visto cuantas opciones diferentes? Y muchas de ellas las podéis hacer ahora mismo con lo que tenéis por la cocina 😉 genial ¿Verdad?

Bolas de navidad heladas

Hoy os hemos enseñado por Instagram esta propuesta de experimentación tan navideña y fresquita. En casa ha gustado mucho y la verdad es que queda muy vistosa.

Para preparar estas bolas navideñas necesitaréis: un molde de silicona para hacer hielos esféricos, agua y cositas para meter dentro (limpiapipas, pompones, figuras, estrellas, purpurina… Todo vale)

Para experimentar con ellas después necesitaréis agua calentita, sal y utensilios como pipetas, jeringuillas y cucharas.

Hacer las bolas con el molde es sencillo. Solamente hay que llenar de agua la parte que hace de base en el molde y colocar los objetos elegidos dentro.

Luego hay que poner la otra parte del molde encima y acabar de rellenar de agua por el orificio superior. Ponemos un trocito de limpiapipas que sobresalga por el mismo orificio y ¡A congelar!

¿Qué explicación científica hay destrás de esta experiencia?

Para empezar los peques tendrán la oportunidad de observar en directo el cambio de estado del agua de sólido a líquido, la fusión.

Comprobarán como el agua caliente ayuda a derretir las bolas mas rápido, gracias a que acelera el aumento de la temperatura del agua que forman las bolas. También podrán descubrir como, hay substancias, como la sal, que ayudan a acelerar este proceso. Esto ocurre porque la sal se mezcla con el agua y el agua salada tiene un punto de congelación más bajo que el agua dulce y por ello se derrite antes. Es por eso que se pone sal en las carreteras para evitar que se hielen. (En vez de hacerlo a la temperatura que lo haría el agua no lo hará hasta llegar una temperatura bastante más baja)

¡Espero que os animéis con las bolas navideñas congeladas! Si lo hacéis nos encantará que lo compartais con nosotros. Encontrar este tipo de molde no es difícil y podéis utilizarlos para otras propuestas.